¿Llevas años bebiendo alcohol y has notado que de vez en cuando te duele el lado derecho del abdomen? ¿Piensas que ese dolor tiene que ver con lo que estás bebiendo? Dicho de otra manera, ¿Crees que el alcohol y el dolor del costado derecho están relacionados? Si te ha pasado o te está pasando, no te preocupes porque no eres el único. De hecho, si sospechas que eres alcohólico o simplemente llevas tiempo bebiendo en exceso, puede ser una señal de aviso.

Antes de nada, lo primero que tienes que hacer es ir al médico y no basarlo todo en lo que leas en Internet. Un dolor abdominal puede ser debido a muchas cosas y han que saber el motivo real. Puede estar relacionado con el alcohol o no, y es el trabajo de un médico averiguarlo. Dicho esto, sigue leyendo sobre alcohol y el dolor en el costado derecho que suele ser habitual.

¿Me está doliendo el hígado por haber bebido demasiado alcohol?

 higado alcohol recuperacion

Cuando a alguien le empieza a doler el lado derecho y sabe que está bebiendo demasiado, lo primero que se piensa es en el hígado. De hecho, es el primer miedo que le entra a la gente. Lo cierto es que el hígado no duele porque no tiene terminaciones nerviosas. Eso ni significa que no tenga un problema que hay que atender. Cuando se bebe mucho alcohol, el hígado tiene problemas metabolizándolo, y al final puede tener problemas.

El exceso de alcohol hace que el hígado se inflame. Esto no duele, pero la inflamación del órgano hace que roce contra las paredes más próximas y provoca este malestar tan característico. Si sabes que estás bebiendo mucho alcohol y sientes este dolor, tienes que parar de beber inmediatamente. Como se ha dicho, lo siguiente es hacer una visita al médico.

Si el dolor es persistente y no se ha ido al médico, algunas veces aparecen otras señales si se trata del hígado. Una de ellas es la coloración de la piel. Cuando el hígado nos está dando unos toques de una manera o de otra, la piel suele ser una de esas cosas que nos avisan. La piel cambia de tonalidad y se oscurece un poco cogiendo un tono oliva. Muchos lo confunden con haberse puesto un poco moreno. De hecho, en varias ocasiones algunas personas me preguntaron si había tomado el sol. Tenía la cara más morena, pero no tenía nada que ver con un bronceado.

Si la piel de tu cara cambia a una tonalidad más oscura sin motivo, para de beber alcohol y pide una cita a tu médico. Otras señales de que el hígado puede estar afectado es que el blanco de los ojos se vuelve más amarillento. Las heces también cambiar de color a una tonalidad mucho más clara. Estas señales no son exageradas pero sin duda sirven para ponernos en alerta.

No descartes otros posibles problemas

higado alcohol sintomas

Alcohol y el dolor del costado derecho puede significar otras cosas. En el mejor de los casos puede ser algo sin importancia o incluso gases intestinales. Sin embargo, como se ha dicho podría ser signos de un hígado inflamado. De hecho, hay otras posibilidades y por eso hay que ir al médico. Hay uno grave en particular que es la pancreatitis, y es algo que no debemos tomarnos a broma.

Personalmente nunca he tenido un problema de páncreas, pero el alcohol es algo que afecta directamente a este órgano. La pancreatitis también puede provocar este dolor abdominal en el lado derecho, aunque suele ser más un dolor general del estómago. El dolor puede incluso afectar a la espalda. Por esto es importante tener una opinión médica, la cual de paso ya nos alerta de que hay que beber menos o directamente dejarlo del todo.

Lo que nunca hay que hacer es asumir cosas sin estar seguro de ellas. Mucha gente por miedo no va al médico pensando que se ha provocado un daño grave al hígado. Como es un dolor que va y viene, piensa que no debe ser tan grave. Algunos se auto convencen de que es debido a otra cosa como pueden ser gases. Nunca asumas nada cuando se trata de alcohol y un dolor en el costado derecho, ya que realmente no lo sabemos.

¿Se va el dolor si dejo de beber alcohol?

dolor muscular despues de beber alcohol

Las buenas noticias son que en cuanto dejamos de beber alcohol, el hígado se recupera bastante rápido. Esto significa que la inflamación baja y el dolor por lo general desaparece. Sin embargo, siempre es mejor ir al médico para hacer un chequeo de rutina para ver si tenemos el hígado graso o cualquier otro problema que tiene fácil tratamiento.

El hígado es un órgano increíble y sabe curarse solo, pero siempre hay que saber hasta que punto lo hemos dañado con nuestra forma de beber. Por tanto, si alguna vez te duele el lado derecho en una etapa de beber mucho, visita al médico y piensa seriamente dejar el alcohol para siempre. Son señales que están avisando de que puede haber problemas más graves en el futuro. Créeme cuando te digo que nadie desea tener problemas hepáticos, y el alcohol es un experto en dañar nuestro hígado.