Ya he hablado de algunas enfermedades que provoca el alcohol, que no son pocas. Sin embargo, hay unas que son más comunes que otras. Cuando se habla de alcohol está claro que lo que más se comenta son los problemas del hígado y lo malo que es para el corazón. Es nocivo para muchas cosas más, pero una de las cosas que más se ven afectadas es el páncreas. No se habla tanto como se debería, pero alcohol y pancreatitis van de la mano.

Si llevas tiempo abusando del alcohol y de vez en cuando tienes un dolor en la parte central del abdomen, está claro que tu cuerpo te está diciendo algo. Los dolores después de años de beber alcohol suelen producirse en el lado derecho y en la zona intermedia del abdomen. Puede ser el hígado, el páncreas y algunas cosas más. Es el médico el que te tiene que decir lo que está pasando. Sin embargo, la pancreatitis puede ser un problema que está en camino.

La relación de alcohol y pancreatitis

alcohol y pancreatitis fisiopatologia

El páncreas es un órgano que tenemos en el área abdominal derecha. Lo que hace es segregar fluidos que ayudan a digerir la comida y también producir ciertas hormonas, como la importante insulina. Esta sustancia ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre. Algunas veces el páncreas se inflama y resulta en lo que se llama pancreatitis. Es algo muy doloroso y pone en grave riesgo nuestra salud.

La pregunta es ¿provoca el consumo de alcohol un pancreatitis? Lo cierto es que es uno de los motivos por lo que puede pasar. El problema suele ser que el páncreas se irrita por muchos motivos, y la toxicidad del alcohol es uno de ellos. El uso continuado del alcohol, lo cual es normal en el alcoholismo, es un daño que puede acabar en una pancreatitis crónico. Si esto ocurre tenemos problemas.

Con un control de la dieta y dejando de beber se puede sobrellevar, pero el problema del alcoholismo es que mucha gente no para de beber. Aun sabiendo que se está ocasionado un problema grave. Siguen consumiendo alcohol con la esperanza de que la siguiente vez sea diferente. “Quizá con un poco de suerte el páncreas no se vea afectado…”. Si ya se ha tenido problemas una vez, hay muchas opciones de que vuelva a pasar.

Hoy en día muchas de las pancreatitis se asocian a las fases más avanzadas del alcoholismo. Son más comunes precisamente porque el abuso del alcohol no ha hecho más que aumentar.

¿Qué signos puede dar una pancreatitis por abuso de alcohol?

que se puede beber con pancreatitis

Hay que reconocerlo, y es que los alcohólicos tienen muchas más papeletas para desarrollar una pancreatitis. Puede ocurrir en cualquier fase del alcoholismo, aunque lo más habitual es que pase después de algunas décadas. Por este motivo, las pancreatitis debidas al uso del alcohol suelen aparecer en alcohólicos pasados los 45 o 50 años.

Son persona que llevan décadas abusando de esta droga social embotella que venden en cualquier lado. Los primeros síntomas suelen ser dolores en el abdomen que van y vienen. Normalmente suele agravarse después de varios días de haber bebido alcohol de forma exagerada. El páncreas simplemente no puede más y tiene una mala reacción a las toxinas del etanol.

El dolor es acentuado durante varios días, y esta vez no desaparece como las anteriores veces. Con el dolor también hay malestar y puede haber fiebre. La gran mayoría no aguanta mucho sin ir al médico, que es precisamente lo que hay que hacer. El motivo es que duele bastante y se busca ayuda de manera urgente.

Lo que los alcohólicos y grandes bebedores tienen que hacer, es no esperar a los signos de que algo va mal. Es algo muy grave que en el momento que aparece ya te está diciendo que estás en peligro. ¿Seguirías bebiendo si te dicen que tienen principios de cirrosis? No es exactamente lo mismo, pero se debería considerar como lo mismo.

La pancreatitis aguda es la que te lleva a urgencias y no es una broma. Si aun así seguimos bebiendo, podemos tener problemas de malnutrición, pérdida de peso, diabetes o incluso cáncer de páncreas.

¿Tiene solución la pancreatitis?

pancreatitis alcoholica sintomas

Cuando se trata de alcohol y pancreatitis, está claro que lo primero que hay que hacer es dejar de beber para siempre. ¿De que sirven los tratamientos si luego se sigue bebiendo? Que se lo digan al marido de una cierta princesa de Mónaco.  Es un proceso cuesta abajo que solo lleva a un destino, y es al hospital y seguramente el cementerio.

Si se elimina el alcohol en su totalidad y se lleva una dieta correcta y saludable, todavía puede haber esperanzas de recuperarse. Por supuesto, dependiendo del daño que se tenga. Se honesto contigo mismo y si has sentido dolores en el abdomen, puede que ya sea el momento de hacer un cambio en tu vida. Un cambio que excluya totalmente el consumo de alcohol.