Muchas veces el saber la línea entre ser una persona moderada al beber alcohol o directamente un alcohólico, es complicado de saber. Ya he comentado esto en varios artículos para saber si se es alcohólico o si se tiene un posible problema. Lo cierto es que los síntomas del alcoholismo pueden variar dependiendo de la persona y del tiempo que lleve bebiendo. Por eso, algunas veces se cataloga a personas de alcohólicas sin razón. De la misma manera, se puede tener enfrente a un alcohólico y no saberlo al principio.

Este es uno de los motivos por los que se piensa que hay mucha más gente con problemas de alcoholismo de la que se piensa. Hay algunos signos que pueden hacer saltar las alarmas, como por ejemplo beber alcohol por la mañana. Aun así, es aventurado llamar “alcohólico” a alguien si no se le conoce. Esto nos lleva a la pregunta ¿beber alcohol todos los días es señal de alcoholismo? Lo cierto es que la respuesta varía dependiendo de ciertos factores.

Veamos primero como es el perfil “normal” de una persona que bebe habitualmente. De nuevo, todo es subjetivo y es difícil saber a ciencia cierta si una persona es alcohólica o no por un comportamiento determinado.

¿Cuánto alcohol bebe realmente la gente “normal”?

beber alcohol a diario

Antes de empezar, tengo que decir que lo que escribo a continuación es una opinión mía por mi experiencia, lo que he visto y lo que he considerado al verlo. En algunas cosas puedo estar equivocado, ya que somos humanos y cometemos equivocaciones. Aun así, por desgracia conozco bien el alcohol y la adicción que produce y eso me hace más observador en ciertos temas.

¿Qué es un bebedor de alcohol normal? Para empezar, para mí lo normal debería ser no beber alcohol en absoluto, o en todo caso unas pocas veces al año en ciertas celebraciones. Hablo de cuatro o cinco veces como mucho, y sin llegar a abusar de la sustancia o embriagarse. Hablo sobre todo desde el punto de vista social y de personas que ni se plantean que el alcohol es un problema. Como esto es muy difícil en una sociedad como la nuestra, lo subiré a una cantidad más realista entra la gente que bebe habitualmente.

Una persona que bebe alcohol de forma habitual está jugando una lotería que le podría tocar si se pasa de la raya. Es una lotería donde no hay premio y podría ser el acertante de tener un problema de adicción. Me da igual la cantidad que beba si lo hace habitualmente. Hay gente que bebe todos los fines de semana, y para mí ya está comprando boletos en esta “lotería del alcohol”. Pueden hacerlo a partir del viernes hasta el domingo, solo un día o incluso beber cada dos o tres semanas.

Realmente se trata de la cantidad de alcohol que se bebe en cada una de las sesiones. Precisamente el beber habitualmente puede dar pie a ir incrementando las cantidades, y ese es el verdadero peligro. Esto entre en la normalidad o en lo que se llama “beber alcohol de forma social”. ¿Qué pasa con las personas que bebe alcohol todos los días?

¿Es normal beber alcohol todos los días?

El título de esta sección no tiene una sola respuesta, y me explico a continuación. Muchas personas comen con vino porque lo llevan haciendo toda la vida. ¿Son alcohólicos por este motivo? En principio la mayoría de las personas te dirían que no, porque no hay nada de malo en ello. Sin embargo, yo he visto a un montón de gente beber vino comiendo y cenando, y no todo el mundo lo hace igual.

He podido comprobar con mi experiencia que la hora de la comida es una buena forma de medir si alguien puede tener un problema con el alcohol. Normalmente beber dos vasos de vino comiendo no debería alertar a nadie, siempre que luego no se infle a cubalibres o copas de cualquier otro licor. Luego están los que aprovechan las comidas para beberse la botella entera de vino o algunas veces más.

Beber vino con las comidas es la mejor forma de disimular la forma en la que se bebe alcohol. Se está comiendo y es lo más normal del mundo, por lo que nadie va a cuestionar nada. Por este motivo, siempre me fijo en las cantidades más que la frecuencia en la que se bebe alcohol. Cuando hablo de cantidades también me refiero a lo que se bebe a lo largo del día.

He conocido a muchos alcohólicos que no beben todo el alcohol de un tirón. Siguiendo con el ejemplo de las comidas, pueden beber media botella de vino para comer, y no beber nada más hasta la tarde. De hecho, muchas empiezan con una copa a primera hora de la mañana, y luego lo van alternándolo a diferentes horas. Un error muy común es pensar que los alcohólicos suelen perder la conciencia bebiendo de forma continuada. Nada más lejos de la realidad.

Se puede ser alcohólico y no llegar a estar completamente ebrio o perder el control. De hecho, muchas personas con problemas de alcoholismo suelen disimular las borracheras muy bien. Nadie diría que están bajo los efectos del alcohol, y solo se les nota muy de vez en cuando. Sin embargo, puede tener una fuerte adicción al alcohol y ha aprendido a no mostrarlo en público.

La frecuencia de consumo es una señal de alarma

beber todos los días

No voy a decir que las personas que tienen por costumbre beber alcohol todos los días son alcohólicas. Si las cantidades se reducen a una cerveza o una copa de vino al día, no se puede considerar algo excesivo. Eso no significa que me parezca algo que tiene algo de riesgo. ¿Por qué digo esto? El motivo es que conozco la naturaleza del alcohol y es lo que me ha hecho dejar de consumirlo. Nunca me canso de decirlo, pero esa es realmente la clave para dejar de beber alcohol.

Puede que no seas una persona que beba todos los días, pero si pasado cierto tiempo ves que los días de consumo se van acercando, puede ser una señal de atención. ¿Crees que yo bebía todos los días en mis primeros años de haber estado bebiendo alcohol? Lo cierto es que bebía los viernes y sábados solamente. El domingo lo usaba para recuperarme de los dos días anteriores y luego hasta el viernes por la noche de nuevo.

Nadie está libre de caer en las redes del alcohol, y no todos los alcohólicos beben a diario. Sin embargo, llegado un momento con el paso de los años, la posibilidad de beber alcohol todos los días aumenta mucho. Los alcohólicos de larga duración acaban consumiendo la toxina todos los días y esto ocurre en un alto porcentaje de las personas.

Conclusión

Realmente no importa mucho que se bebe todos los días o una vez a la semana. Tomar una droga que daña los órganos internos por su composición no es bueno nunca. El alcohol se usa para fabricar limpiadores barnices y pinturas, y también desinfectantes. ¿Qué piensas que puede hacer en nuestra boca, garganta, tracto digestivo, estómago y el resto de órganos? Ya te puedes imaginar la respuesta.

No se trata de beber alcohol todos los días, sino se trata de no beber ninguno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here