Para muchos, la gran prueba de fuego cuando se quiere abandonar el alcohol es dejar la cerveza. Lo digo por experiencia propia porque la cerveza siempre estuvo la primera de la lista en mis bebidas favoritas. Por supuesto, tenemos las cervezas sin alcohol o las 0/0 que ofrecen un sabor casi idéntico a la original. Sin embargo, en los primeros meses no conviene beber nada que recuerde a lo que bebías teniendo un problema con la bebida.

El tema es que la cerveza es una de las mejores bebidas que se han inventado. Hay que reconocerlo porque es una realidad. Es refrescante, calma la sed, es perfecta para tomar  en verano y muchas más cosas. El problema es que contienen alcohol, y esto hace que una persona que tiene problemas con la bebida no beba solo una o dos. Se beberá todas las que le pida el cuerpo y alguna más.

Como he dicho en algún otro artículo, mi bebida alcohólica predilecta era la cerveza. De vez en cuando caía alguna botella de vino, que solía ser una o dos veces a la semana. En mi caso era menos usual beber cosas de más alta graduación, pero en ocasiones podía haber chupitos de whiskey o algún licor. De todos modos y como he dicho, la cerveza era mi droga elegida.

La cantidad de cerveza que podía beber algunas veces me sorprendía incluso a mí. Algunos días podía variar pero la media era como mínimo de seis litros de cerveza. Ya entraré en detalles de cantidades de consumo en otro artículo. El tema de este es como dejar de beber cerveza, y no es algo fácil.

¿Cómo dejar algo que gusta tanto?

dejar de beber cerveza a diario

A nadie le gusta dejar algo en lo que encuentra placer y satisfacción. Incluso cuando eso que le gusta le está provocando problemas graves, le costará rechazarlo si lleva años haciéndolo. El alcohol de por si es una potente y adictiva droga que dificulta más aun cualquier intento para decir basta. Sin embargo, el alcohol por si solo no sabe bien y de hecho es bastante desagradable.

¿Cómo hacer beber a la gente una sustancia tóxica que tiene un sabor asqueroso? Pues dando el alcohol en una forma que resulta agradable y con buen sabor. Es algo parecido a lo que se hacen con el tabaco. Los cigarrillos, puros y pipas son solo el recipiente para entregar otras sustancias adictivas como la nicotina. Con el alcohol existen gran cantidad de formatos con muchos colores, sabores y graduaciones. Sin embargo, al final todo se reduce al etanol que lleva dentro.

Con la cerveza las cosas se complican bastante. Es una bebida de baja graduación que es perfecta para ocultar la toxina. Cualquier momento es bueno para una cerveza y esto lo hace un riesgo bastante grande.

El mayor problema es que hay una sensación general de que la cerveza es inofensiva. De hecho, hay muchos chistes sobre este tema donde alguien que quiere dejar de beber alcohol, se limita solo a la cerveza. Dicho de otra manera, para muchos parece que beber cerveza no es beber alcohol. Una mentalidad equivocada que trae muchos problemas.

No pienses en el envase, piensa en el contenido

mo dejar de beber alcohol poco a poco

Cuando decidí dejar de beber hace años ya lo había intentado varias veces antes. Creo que uno de los motivos por los que falle varias veces fue precisamente por mi amor a la cerveza. En mi cabeza tenía el firme pensamiento de que una cosa era dejar de beber alcohol, y otra diferente renunciar a la cerveza. Sin embargo, Tiempo después me di cuenta que era el alcohol el que hablaba por mi.

Siempre buscaba una excusa para volver a tomarme esa cerveza que tanto me apetecía. La cosa no funcionaba porque no poder probar mi bebida favorita después de trabajar o en cualquier otra situación, era una pesadilla.

Ahora después de tanto tiempo puedo decir que la dependencia no era realmente con la cerveza, sino el alcohol que contenía. Como he dicho al principio del artículo, de vez en cuando me tomo una cerveza sin alcohol. Sin embargo, como mucho puedo beber dos. Ya es impensable beberme diez, doce o quince latas como hacía antes.

Piénsalo de esta manera… por mucho que te guste una cosa, no te atiborras a ella todos los días. Tarde o temprano llegará un momento en que te salga por las orejas y no puedas más. Sin embargo, como muchos que están leyendo este artículo ya sabrán, la sed cuando se bebe cerveza es inagotable. No hay punto de saturación y se puede estar bebiendo durante horas sin tener sed.

El que la cerveza tenga algo menos graduación que otras muchas bebidas, no significa que se bebe menos alcohol. Solo significa que se bebe más para llegar a ese punto de “sentirse bien”. La cerveza es un medio para que el alcohol entre en nuestro sistema como puede ser un cocktail, cuba libre, chupito, etc. Cuando se quiere uno librar de la adicción al alcohol, hay que pensar en la cerveza como lo que es… alcohol.

Trucos que pueden ayudar para dejar de beber cerveza

como dejar de beber en exceso

Hay algunos trucos que pueden ayudar a no tener la cerveza en mente durante el día. Para empezar, hay que deshacerse de la cerveza que tengamos en casa. Lo cierto es que esto vale para cualquier tipo de alcohol que todavía tengamos. Si vives con más personas díselo sin tapujos. En la mayoría de los casos lo comprenderán y no pondrán pegas.

Uno de los problemas cuando en casa se hace una fiesta o una reunión para ver un evento deportivo. Ahí es donde realmente tienes que tener claro lo que es el alcohol y lo destructivo que resulta. Lo mismo pasará cuando salgas fuera y te encuentres en un entorno donde todo el mundo está bebiendo.

Las cervezas a diferencia de otras bebidas van y vienen con una facilidad pasmosa. La gente no se está terminando una ronda cuando ya están pidiendo la siguiente. Una persona que tiene problemas con el alcohol se puede agobiar mucho si no tiene las ideas claras. Mi consejo es que al principio evites todas estas fiestas y reuniones donde el alcohol pueda correr a raudales. Con el tiempo estas reuniones donde muchos no paran de beber cerveza, ya no nos provocarán ansiedad.

Ten presente tu meta para dejar de beber

como dejar de beber alcohol remedios caseros

Por tanto, ¿como dejar de beber cerveza? Habrá muchos momentos en los que estés en situaciones donde te ofrezcan beber una cerveza. Como he dicho, es la bebida alcohólica más “inofensiva” y la más popular. Nunca dudes de que estás haciendo lo correcto cuando has dejado de beber. Si ves que tienes dudas, aléjate de cualquier situación que te ponga en riesgo. Más adelante las cosas serán más fáciles y no pensarás en la cerveza de la misma manera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here