Estamos en enero y muchas personas han hecho el propósito de año nuevo de dejar de beber alcohol durante un mes. Es algo muy típico y que hacen miles de personas, sean alcohólicas o no. Lo mismo pasa con el tabaco y otras muchas cosas que se proponen cambiar cuando empieza el año. Sin embargo, el problema más habitual es que pasado el mes de enero, mucha gente vuelve a sus viejos hábitos. Vuelven a beber alcohol o fumar y se meter en el círculo en el que estaban el año anterior.

¿De qué sirve dejar una droga durante un mes si luego se vuelve a hacer lo mismo los once meses siguientes? Si estás en medio del propósito de año nuevo para dejar de beber alcohol, debes pensar en que hay que continuarlo el resto del año. No tiene sentido caer de nuevo en los hábitos que has eliminado durante este primer mes del año. Por supuesto, Esto vale para cualquier mes en el que hayas decidido dejar de beber alcohol.

Aprovecha el propósito de año nuevo para hacer cambios

Cualquier momento del año es bueno para dejar de beber alcohol, y es algo que debemos tener en cuenta. Lo que pasa es que mucha gente lo hace en enero por ser el primer mes del año y estar más animado a hacerlo. Pero la clave es ir pensando en continuarlo según se acerca el final del mes, porque si lo has conseguido dejar un mes, lo puedes dejar para siempre. Los beneficios de haber dejado el alcohol ya se habrán notado al cabo del mes, y es el mejor argumento para continuar sobrio.

¿Por qué alguien querría volver a consumir alcohol, el cual daña muchos órganos y afecta a nuestra salud mental? Date cuenta todas las ventajas que habrás conseguido en ese mes de enero:

  • Comprobarás como te afecta el alcohol al recuperarte de muchos “achaques”
  • Habrás pasado cualquier síndrome de abstinencia que pudieras tener
  • Has empezado el año “limpio” y te queda el resto del año para seguir estando igual de bien
  • Todo lo que te hayas propuesto para el año, será más fácil de conseguir al tener las fuerzas necesarias para conseguirlo
  • Tu autoestima estará por las nubes y nada te podrá parar

Una persona alcohólica suele ver un mes sin alcohol como algo imposible de conseguir. Precisamente por eso es importante apreciar que se haya conseguido estar 30 días de “secano“ y continuar de esa manera otro mes, otro año o incluso para siempre. No hay necesidad de volver a caer en los dañinos hábitos de siempre.

Dame unas buenas razones para seguir sin beber en Febrero

dejar alcohol en enero

¿Quieres tener unos buenos motivos para seguir sin beber alcohol el resto del año? En el momento de escribir este artículo, que una semana para finalizar enero. Si eres de los que están pensando en tomarse una copa el 1 de febrero, estas son algunas razones por lo que no le deberías hacer:

  • Para tener la misma energía que tienes ahora el resto del año
  • Para dormir tan bien como estas durmiendo en la actualidad, lo cual no suele ocurrir cuando se bebe en exceso
  • No tener que estar detrás del alcohol para tenerlo disponible a diario y cuando solías empezar a beber
  • ¿Has notado que estás menos ansioso y depresivo que cuando bebías? Solo por eso no debes volver a beber nunca más
  • Seguro que has notado que tienes una mejor relación con la gente. No es causalidad y la clave es el no haber bebido
  • Posiblemente hayas notado que ciertos “dolores molestos” han desaparecido. Eso es que tu cuerpo está sanando y recuperándose de la toxina del alcohol

Como se puede ver, todo son ventajas cuando se deja definitivamente de beber alcohol. El haber dado el paso de no beber durante el primer mes del año solo es el  principio. Hay que continuar con el propósito del año y hacerlo porque tú serás el gran beneficiado. Si te ves agobiado, piensa en alargar el reto todo el mes de febrero y luego ya se verá. Después de ese mes piensa en volver a alargarlo así sucesivamente. Al final te darás cuenta que volver al hábito no tiene ningún sentido.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here