He hablado de los efectos beneficiosos de dejar el alcohol una y otra vez en este blog. De hecho, he escrito varios artículos sobre las ventajas vistas desde varios ángulos. Está claro que dejar de tomar una sustancia tóxica siempre ayudará a que mejore la salud. Esto es sobre todo verdad si se lleva bebiendo años o incluso décadas. Mucha gente no llega a ser adicta al alcohol, y otra no lo es hasta pasado un tiempo. Sin embargo, más gente de la que pensamos es alcohólica de una forma u otra, aunque no lo aparente a primera vista.

Cuando se llevan muchos años abusando del alcohol, dejarlo es una decisión importante. Lo he dicho muchas veces, y es que para un alcohólico puede ser una de las decisiones más importantes de su vida. Algunos son capaces de hacerlo fácilmente y otros tienen varios intentos con sus respectivos fracasos. Si estás pensando en dejar de beber alcohol de una forma definitiva, te aconsejo que leas este artículo antes de nada:

La guía definitiva del alcoholismo

Una vez que hayas leído la guía y que sepas en qué consiste el alcoholismo, es momento de dar el paso. Hay muchos artículos sobre cómo dejar de beber en este blog, y creo que te ayudarán en tus inicios y el proceso de dejarlo. Sin embargo, quiero hablar de algunos efectos en el cuerpo tras dejar el alcohol que no dice mucha gente. No son precisamente agradables, pero tampoco son algo peligroso o de importancia.

Debes darte cuenta que al dejar el alcohol, el cuerpo se tiene que ajustar con los cambios químicos que se producen. El alcohol tiene varias sustancias, y el etanol es una de ellas. Es un componente tóxico que nos produce esos efectos que conocemos cuando se bebe alcohol. Cambia la química de nuestro cerebro y hace otros cambios que afectan a un gran número de órganos. Por tanto, no es de extrañar que haya algunos efectos en el cuerpo tras dejar el alcohol que pueden resultar molestos. No le pasa a todo el mundo, pero hay que estar prevenido de que puede ocurrir.

¿Cuáles son estos incómodos efectos en el cuerpo tras dejar el alcohol? Primero aclarar que no dependiendo de cada persona, puede tener solo uno o dos de los efectos descritos. Algunas veces ni eso, por lo que no hay preocuparse. Aun en el caso de que ocurran, son molestias menores que muestran como el cuerpo se está desintoxicando.

Olor corporal más fuerte

sudar al dejar de beber

El cuerpo humano elimina toxinas de muchas maneras, y una de ellas es la sudoración. Quizá no lo hayas notado, pero cuando te levantas por la mañana después de haber bebido mucho, el cuerpo elimina el alcohol como puede. Aparte de la resaca, el cuerpo te pide más agua y por medio de la orina elimina los restos del alcohol. También lo hace a través del sudor, y esto produce un olor que igual no notes, pero los demás si.

Cuando se deja de beber alcohol del todo, el cuerpo inicia un proceso que dura unas dos semanas para eliminar el alcohol del cuerpo. Después de ese tiempo (que puede durar un poco más o incluso menos), se puede decir que nuestro organismo estará limpio de alcohol. ¿Qué es lo que puede ocurrir? En algunos casos esta desintoxicación se nota en el olor corporal. No solamente en el sudor, sino incluso en el aliento.

Aunque algunas personas no te lo digan por respeto, debes tener en cuenta que cabe esta posibilidad. Sin embargo, es algo que no tiene importancia y es parte del proceso. Si se convierte en algo demasiado desagradable, con ducharse más veces y ponerse desodorante se acabó el problema.

Sueños incómodos

pesadiilas alcohol

No le pasa a todo el mundo, pero hay gente que empieza a tener sueños que son lo más parecidos a pesadillas. Algunas veces son simples sueños desagradables que hacen que te despiertes en un estado inquieto, pero no ocurre mucho más. Algunas personas que dejan de beber alcohol tienen insomnio y lo pasan mal para dormir, mientras que otras personas duermen mucho mejor. Normalmente las que tienen problemas para dormir son los que tienen estos sueños.

Estos sueños son debidos a los cambios químicos de nuestro cerebro al limpiarse. No es nada malo y no tiene ninguna consecuencia adversa. Si te ocurre algo como esto al dejar del alcohol, simplemente toma alguna infusión antes de dormir y no cenes demasiado fuerte. Estos sueños, si realmente surgen, solo son temporales y pasarán pronto.

Muchos expertos piensan que los sueños son una reacción del cerebro al ver que le falta “algo”. Si se ha estado bebiendo alcohol durante años, es normal que el cerebro se de cuenta que algo “ha cambiado”. El contenido de los sueños puede variar, pero suele ser muy recurrente que el individuo se encuentre con un dilema de beber alcohol o no en el sueño.

También se nota al ir de vientre

Los efectos en el cuerpo tras dejar el alcohol

Uno de los problemas que tiene el alcohol es que tiene muchas calorías “vacías”. Esto quiere decir que no tiene nutrientes que el cuerpo pueda aprovechar para obtener energía. Muchos alcohólicos no tienen una dieta adecuada y esto se nota al ir al baño. Cuando se deja beber alcohol, la dieta suele mejorar y esto se acaba notando en las digestiones. De nuevo, puede que el olor al ir al ir de vientre sea más fuerte que de costumbre. Tenlo en cuento para no llevarte sorpresas.

Aprovecha para comer de una forma más sana al dejar de beber alcohol. Esto ayuda mucho al cuerpo a desintoxicarse y la recuperación será más rápida. Si lo combinas con algún ejercicio físico entonces ya lo tienes todo.

Cuidado con los cambios de humor

Lo que le pasa a tu cuerpo cuando dejas de beber alcohol

En cualquier desintoxicación de la sustancia que sea, hay muchas probabilidades de que se esté de mal humor. Si has dejado de fumar alguna vez, ya sabrás que los primeros días se suele estar irritado. Lo mismo pasa con el alcohol o cualquier otra droga. Como se ha dicho, el cuerpo tarda unas dos semanas en eliminar todas las toxinas, y es un tiempo de cambios. Cada persona es un mundo y reacciona de diferente manera, por lo que no necesariamente se tiene que estar de un humor de perros. Si eres de los que no duermen bien, como se ha mencionado en el apartado anterior, puede que te cambie un poco el humor.

Lo importante en este sentido es saber que nuestro humor es debido a algo concreto, que es la falta de alcohol. Nuestro cuerpo se está recuperando y necesita tiempo. Al haber tantos cambios químicos, el estado de ánimo puede tener altibajos. Es algo asumible y sabiendo que pueden ocurrir no hay de qué preocuparse. Si te ocurre, simplemente respira profundamente, tómate un descanso y date un paseo. Los enfados también son temporales y pasarán pronto.

Una vez pasadas algunas semanas, el cuerpo se habrá restablecido del todo y verás las cosas de otro modo. Ya no habrá sudoraciones que huelen mal, problemas de mal humor y sueños desagradables. De hecho, las cosas mejorarán mucho y te encantará haber dado el paso de dejar de beber alcohol para siempre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here