En otros artículos suelo acabar mencionando algunas de las enfermedades del alcoholismo y las consecuencias que trae. Sin embargo, lo hablo de pasada sin entrar en demasiado detalles. De lo que se trata comodejarbeber.com es concienciar de lo que son realmente las bebidas alcohólicas. Pero tenía que llegar el momento de escribir sobre los problemas de salud que provocan años y años de beber en exceso.

No es ninguna broma lo que el alcohol hace a la gente, y aunque nos lo digan de vez en cuando en los medios, parece que no es importante. La gente se ha acostumbrado a escuchar “el alcohol es muy malo”. Sin embargo, suele entrar por un oído y salir por el otro.

La realidad es que se cuentan por millones las personas que mueren al cabo del año por el alcohol. No solo son las enfermedades del alcoholismo lo que provoca las muertes, sino otros elementos que están asociados. Incluyo también accidentes, suicidios, peleas, etc.

¿Cómo trata nuestro cuerpo el alcohol que consumimos?

enfermedades mentales derivadas del alcoholismo

Antes de hablar de las enfermedades derivadas del alcoholismo, hay que saber como metabolizamos la bebida. ¿Por qué afecta más algunos órganos que otros? Cuando hablamos de metabolizar, hablamos del proceso de nuestro organismo para conseguir los nutrientes de la comida.

Todo esto se hace mediante reacciones químicas que consiguen separar de los alimentos lo que nos interesa. Cuando bebemos alcohol, viaja por nuestros intestinos y luego es absorbido a nuestro flujo sanguíneo. Parte del alcohol es absorbido por el intestino delgado y el resto por el estómago.

Cuando el alcohol llega al hígado, este órgano lo metaboliza usando una encima. No es que haya mucho alimento en las bebidas alcohólicas, por lo que el hígado simplemente deshace sus moléculas y lo expulsa. El problema es que lo hace a un ritmo lento, y si la persona sigue bebiendo, el alcohol se acumula para ser metabolizado después. Dicho de otra manera, no da abasto.

Las enfermedades del alcoholismo no son una broma

enfermedades del alcoholismo y sus consecuencias

Para empezar veamos una de las grandes mentiras entorno al alcohol. Por algún motivo alguien dijo que beber alcohol en pequeñas cantidades era bueno para el organismo. ¿Recuerdas lo que se dice de tomar una copa de vino al día? Incluso los médicos empezaron a decirlo y la mayoría de la gente lo sigue creyendo hoy en día. Pues sintiéndolo mucho, no es verdad. De hecho, lo desmintió la universidad de Cambridge hace unos años.

La cruda realidad es que beber nunca es bueno para nuestro organismo. Que no nos perjudique si bebemos en moderación no significa que sea bueno. Lo que pasa es que nuestro cuerpo lo metaboliza porque no le queda otro remedio. Dicho de otra manera, hace un trabajo que no es remunerado porque no saca nada del alcohol. Lo hace porque nos empeñamos en meternos el veneno en el cuerpo.

El abuso sin control de la droga durante años, lleva a que los órganos fallen. La pregunta sería ¿Qué órgano fallará primero? ¿Será el hígado, el corazón, el páncreas, los riñones…? Algunos estarán diciendo que llegados a cierta edad es normal que algún órgano empiece a parar. Es cierto, pero el problema es que los órganos en los alcohólicos fallan mucho antes.

1 – El hígado y el alcohol

signos de alcoholismo en la cara

El hígado es el que metaboliza la mayor parte del alcohol que bebes. No hace falta decir que esto es un gran riesgo para este importante órgano. Lo que ocurre es que el alcohol se convierte en una sustancia llamada acetaldehído, la cual es muy tóxica. Por desgracia también es un agente que ha demostrado ser cancerígeno. El acetaldehído liberado afecta a todo nuestro cuerpo y no solo el hígado.

La primera señal de que el abuso de alcohol nos está dañando es cuando nos diagnostican un hígado graso. Este es la primera fase de lo que serán los problemas graves que vendrán después. Lo bueno es que en esta fase simplemente dejando de beber todo vuelve a la normalidad.

Si se elige seguir bebiendo, el hígado seguirá almacenando trozos de grasa en forma de placas. El intento del hígado por regenerar las partes dañadas con el tiempo forma “cicatrices”. Si no se para de beber, llega el momento donde son tantas las partes afectadas del hígado que se inflama y deja de funcionar. Lo primero que suele pasar en este punto es que aparece la hepatitis alcohólica. Con el tiempo puede aparecer cirrosis, lo cual provoca que el cuerpo se llene de toxinas. Es casi una sentencia de muerte si no se hace un transplante de hígado.

2 – La pancreatitis por consumo de alcohol

enfermedades alcohol cirrosis

La pancreatitis es cuando el páncreas se inflama, y es uno de los dolores más terribles que puede tener una persona. Cuando es debido a beber alcohol el problema es el acetaldehído. Esta sustancia que resulta al metabolizarse el alcohol en el hígado ataca al páncreas, y lo hace sin piedad. Necesita años para dañarlo, pero cuando lo hace la persona tiene un problema muy grave.

Lo cierto es que la pancreatitis se puede dar por varios motivos, pero casi el 80 % de los casos es debido al alcoholismo crónico. Siguiendo una estricta medicación y dieta, el afectado se puede recuperar. Por supuesto, siempre que deje de beber alcohol. Si se continúa bebiendo ya nos podemos imaginar lo que pasará.

3 – Daños cerebrales

efectos del alcohol en el cerebro

 El abuso de alcohol también tiene un efecto negativo en el cerebro con los años. Es quizá uno de los puntos más terribles, porque realmente no se nota al principio. Es el motivo por el que mucha gente no desarrolla los problemas mentales hasta fases avanzadas, cuando la solución es ya más complicada.

Beber alcohol de forma incontrolada hace cambios desde el principio, aunque se suelen achacar a otras cosas. Incluso cuando ocurren esas lagunas de memoria, ataques de ansiedad, despistes y cambios de humor, la culpa nunca es del alcohol. Aun en el caso de que veamos que claramente es por haber bebido demasiado, no se le da demasiada importancia al tema. De hecho, se puede incluso tomar con humor.

El problema es que con el paso de los años y entrando en las últimas fases del alcoholismo, los daños cerebrales son más que evidentes. El envejecimiento de las células del cerebro es mucho más acelerado y algunas enfermedades neurológicas pueden hacer su aparición.

4 – El cáncer

 alcohol cancer

No podía faltar el cáncer y los vínculos que tiene con el alcoholismo. Creo que esto es algo que todos ya conocíamos ya que nos han avisado en muchos medios. No me voy a extender mucho en algo que ya han mostrado y confirmado muchos expertos. Los tipos de cáncer son varios, donde los más comunes son el de hígado, colon, estómago y esófago.

Si además de beber mucho alcohol también se fuma, entonces aumenta mucho el riesgo de cáncer de laringe y boca. De hecho, se pone en riesgo todo el tracto digestivo. Por algún motivo, se asocia más el tabaco al cáncer que las bebidas alcohólicas. Sin embargo, la realidad es que el etanol y el acetaldehído metabolizado son igual de peligrosos que la nicotina y el alquitrán del tabaco.

Claramente el cáncer es una de las enfermedades del alcoholismo que se debe tener en mente. Es un riesgo muy real, aunque la gente suela olvidarlo o no hacerle mucho caso.

5 – Problemas de estómago

muerte por alcoholismo cronico

Uno de los problemas más comunes de los alcohólicos son las molestias estomacales. No hablo del riesgo de tener cáncer, sino problemas que se arrastran a lo largo de muchos años. La gastritis es el que suele aparecer primero y es uno de los más molestos. Sin embargo, con los años aparecen los reflujos, que causan acidez de estómago y ardores en el pecho. Muchas veces se confunden incluso con ataques al corazón.

Los reflujos son muy molestos y son básicamente cuando los ácidos del estómago suben del estómago al esófago. Estos ácidos causan daños con el paso del tiempo y no se deben tomar a la ligera. Uno de los problemas más graves pueden ser hemorragias internas, las cuales pueden llevar a la muerte.

Aparte de esto, esta secreción de ácidos puede cambiar la forma de digerir los alimentos. De hecho, puede causar que no podamos comer con normalidad. La comida simplemente no se asentará en el estómago y será regurgitada. Esto puede llevar a una desnutrición si no se hace nada para solucionarlo. De hecho, uno de los problemas del alcoholismo es la deficiencia de vitaminas y otros nutrientes.

No es exactamente una de las enfermedades del alcoholismo, pero puede llevar a tener varias de ellas.

6 – Problemas coronarios

Enfermedades del Alcoholismo corazon

El abuso del alcohol suele llevar a tener a tener una alta presión sanguínea. Entre muchas cosas, el alcohol estimula ciertas hormonas que contraen los vasos sanguíneos. Esto hace que el corazón tenga que  hacer un esfuerzo adicional para bombear la sangre. Para los que no lo recuerden, el corazón es un músculo y como tal se cansa si se fuerza demasiado.

Años y años de beber agota nuestro corazón al forzarlo a bombear con más potencia. Cuando somos jóvenes no hay problema, pero llegados a la madurez o la vejez, es otro tema. Si el corazón no consigue hacer pasar suficiente sangre por los pulmones, estos no pueden absorber oxígeno de las células rojas. Ese oxígeno está destinado también para el corazón.

Cuando un corazón cansado no es capaz de bombear la sangre correctamente, la falta de oxígeno puede provocarle un infarto. Ahora dirás que eso le puede ocurrir a una persona que no bebe y es cierto. Sin embargo, el alcohol consigue que durante años el corazón haga un trabajo adicional que no tendría que hacer. ¿Qué necesidad hay de hacerle trabajar más para que se agote antes?

La falta de oxígeno también afecta al cerebro y de la misma manera puede provocar un infarto cerebral. Es otra de las enfermedades del alcoholismo con las que hay que tener mucho cuidado.

7 – Los riñones tampoco se libran

Los riñones al igual que el hígado también son filtros. Ayudan a quitar cosas dañinas de la sangre, y el alcohol es una de esas cosas. Lo que ocurre es que el acetaldehído provoca pequeños daños que se van haciendo más evidentes con los años. Por si fuera poco, los riñones también regular la cantidad de agua en nuestro organismo. Las continuas borracheras causan una gran deshidratación, y los riñones lo pasan muy mal.

8 – Problemas de piel causados por el alcohol

Posiblemente esto ya lo hayas escuchado, y es que el alcohol te hace parecer mayor. El motivo principal es por la deshidratación que se comentaba en el punto anterior. Esto es algo que se puede notar después de una noche de fiesta bebiendo. Se tiene una cara horrible y parecemos hinchados. La piel parece que esta más “rojiza”.

 Con el paso de los años y si se continua bebiendo alcohol en exceso, la piel cambiará empezando por su tonalidad. Parece que se oscurece, y de hecho es usual que la gente diga que pareces más moreno. La realidad es que los vasos sanguíneos de la cara se han visto afectados y dan esa sensación de “bronceado”. En algunos casos, se forman zonas rojas que son las típicas que se atribuyen a las “borrachines”.

Uno de las primeras cosas que se notan cuando se deja de beber, es el aspecto. De hecho, la gente lo nota y más de uno pregunta que pareces más joven. Precisamente es porque la piel empieza a volver a su estado normal. Sin embargo, cuanto más tiempo pase más difícil es que la piel se recupere.

9 – Desórdenes mentales que pueden ser muy graves

Por último, tenemos la parte psicológica del alcoholismo. De todos es sabido que el abuso del alcohol provoca cambios en el comportamiento. Lo curioso es que un alto porcentaje de gente lo usa para aliviar la ansiedad y los signos de depresión. Esta mejora es temporal porque las cosas solo van a peor.

Se forma un círculo vicioso donde esa ansiedad y depresión empeora con el tiempo, y hay que aumentar el consumo de alcohol. También se tiene que empezar a beber antes o en ciertas situaciones inusuales a lo largo del día. Es un tobogán cuesta abajo que no acaba y solo puede ir a peor. La culpa y el remordimiento van siempre asociados al abuso del alcohol, y es algo que va dejando huella.

Si una persona ya tenía de antes un desorden mental, el alcohol actúa como un amplificador. La mayoría de las personas que ves en la calle bebiendo de un cartón de vino ¿Crees que siempre fueron así? Un gran porcentaje ya tenía un problema mental que se vio empeorado con el alcohol.

La triste realidad es que el abuso de bebidas alcohólicas nos hace tomar decisiones incorrectas. Lo de que nos hacen más valientes y osados son chorradas. Lo que nos hace es más estúpidos. Los borrachos hacen estupideces y algunas veces nos pueden poner en una situación comprometida. El caso más típico es conducir bajo los efectos del alcohol. No solo nos ponemos en peligro nosotros sino que lo hacemos con los demás.

 Conclusión

Solo he tocado algunas de las enfermedades del alcoholismo más conocidas, pero hay muchas más. Solo el que ha llegado a una fase donde el alcohol ha destruido su salud, sabe lo que realmente es. Lo más gracioso es que es una situación que se puede prevenir ahora mismo diciendo simplemente SE ACABO.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here