Como he dicho muchas veces en muchos artículos del blog, el alcoholismo es un problema que no respeta condición social, género ni edad. Esto lo hemos podido comprobar muchas veces viendo a estrellas del cine, música, etc. En el pasado la droga más popular era el alcohol, y no es de extrañar que tanta gente famosa cayera en la adicción. Por supuesto que había otras drogas, como las pastillas bajo prescripción médica, morfina y heroína, pero no estaban tan extendidas a como lo estarían luego.

¿Cómo una persona que tiene dinero, fama y todo lo que puede desear, puede morir a causa del alcohol? En otras drogas hay más posibilidad de sobredosis o reacciones que pueden matar al momento, pero el alcohol suele ser más lento. Es cierto que muchas muertes son a causa de la mezcla del alcohol con otras sustancias. Estas combinaciones de droga pueden ser fatales. El alcohol por si solo puede matar a una persona, sobre todo si cae en un coma etílico, pero no es lo más normal.

Uno de los ejemplos de estrellas de Hollywood sucumbiendo al alcohol es sin duda el actor Errol Flynn. Fue la máxima personificación de actor de éxito y galán en los años 30 y 40. En la década de los 50 su carrera empezó a declinar, precisamente por su alcoholismo y su forma de vida. Hoy hablaremos de este gran actor y como el alcohol le mató con apenas 50 años cumplidos.

¿Quién fue Errol Flynn?

La mayoría de la gente le recuerda como una antigua estrella del Hollywood dorado. Han pasado muchos años, y ahora actores como Errol Flynn se han convertido más en recuerdos del pasado. Sin embargo, para hacernos una idea de lo que era Errol Flynn, podemos decir que era el Brad Pitt o Johnny Depp de su época. Lo tenía prácticamente todo y en Hollywood se le consideraba una especie de dios.

Errol Flynn nació en Australia, y antes de ser actor se dedicó a muchas cosas diferentes. Ya en los estudios y deportes destacó bastante, aunque le expulsaron de varias colegios siendo niño por su carácter rebelde y aventurero. Aun así, acabó sus estudios universitarios con una inmejorable nota y además aprovechó para hacerse boxeador. De hecho, representó a Australia e los juegos olímpicos de 1928 en Holanda.

Aunque tenía una carrera y un prometedor futuro en el boxeo, Flynn lo dejó todo para dedicarse a toda clase de oficios peculiares. Se fue a buscar oro a Nueva Guinea, se hizo dinamitero, minero, marinero, pescador, cultivador de tabaco e incluso tuvo que fregar platos en algunos momentos bajos. Sin embargo, al no hacerse rico en ninguna de estas actividades, buscó otros modos para ganar dinero.

Errol Flynn decidió ir a Inglaterra y estudiar interpretación para ser actor. Había oído que se ganaba mucho dinero, y merecía la pena intentarlo. Como ya sabemos, le fue bastante bien y se hizo una celebridad en Hollywood. Sin embargo, esa es otra historia y hablaremos de su adicción al alcohol.

Su afición por las fiestas y el alcohol eran legendarias

Como ya se ha visto. Flynn era ya un aventurero muchos antes de ser actor. Le gustaba viajar y probar nuevas cosas, por muy extrañas que fueran. Sin embargo, una de las cosas que le acompañaron desde muy joven fue su afición a beber alcohol. Siendo joven no le supuso demasiados problemas, pero el alcohol es una droga de efecto lento y sus verdaderos efectos se ven mucho después. En Hollywood era conocido por su afición al alcohol y las mujeres, lo cual continuó haciendo hasta su muerte.

Para hacernos una idea de su afición al alcohol estando en Hollywood, estas son algunas por las que se recuerda a Errol Flynn:

  • En muchos de sus rodajes contrató a un camarero profesional haciéndole pasar por médico. El motivo es que decía que le tenía que preparar su medicina diaria, que era básicamente unos Bloody Mary (vodka con zumo de tomate y tabasco).
  • Cuando los rodajes eran muy largo y había que estar todo el día trabajando, inyectaba vodka en frutas para irlas comiendo durante la jornada.
  • Sus fiestas se hicieron legendarias por los excesos de alcohol y orgías. Invitaba a otros actores famosos, también conocidos por ser grandes bebedores. Estas fiestas llenas de alcohol le dieron el apodo de “Mar de Cirrosis. Por desgracia, más tarde el apodo ser haría muy real.
  • Estuvo rodando en África con el director John Huston, el cual también era un fuerte bebedor. Muchos miembros del equipo se pusieron enfermos por el agua, menos Flynn y Huston que solo bebían alcohol.

Tanta fiesta con alcohol y ocasionalmente otras drogas, le empezaron a pasar factura muy pronto. Con 32 años tuvo un envejecimiento prematuro muy visible, y eso para un actor no es nada bueno. Sus excesos también le estaban perjudicando la salud en varios aspectos, y de hecho algunos médicos le dijeron que moriría pronto si seguía así.

El alcoholismo de Errol Flynn solo iba a peor

Se puede decir que Flynn bebía prácticamente todo el día. Cuando visitaba otros países por motivos de trabajo o por turismo, ya tenía localizados sus bares y clubs preferidos para beber. Cuando no estaba en locales de copas conocidos tomando alcohol, estaba en prostíbulos de alto nivel. Solamente hacía la excepción del alcohol cuando visitaba Hong Kong, donde visitaba algunos fumaderos de opio muy populares.

El actor bebía todo lo que le cayera en las manos, aunque sentía predilección por el Whiskey americano o Bourbon. También era aficionado al champagne y los vinos franceses. Solo fue hasta la etapa final de su vida donde se aficionó mucho al vodka, el cual bebía durante los rodajes de sus últimas películas.

Su alcoholismo había ido empeorando con el paso de los años, lo cual es algo que se sabe perfectamente del alcohol. Por si alguien no lo sabía, el alcoholismo es progresivo y según pasa el tiempo se vuelve más destructivo. Errol Flynn ya desayunaba todos los días con vodka. Su deterioro físico le hacía parecer mucho mayor de lo que era, y el no poder controlar la cantidad de alcohol le ocasionaba múltiples problemas. Hizo que su carrera declinara mucho, hasta el punto que no tenía muchas ofertas para trabajar.

En los últimos años el actor estaba pasando por varios problemas financieros, lo cual puede asombrar teniendo en cuenta que había tenido todo el dinero imaginable. Su ritmo de vida desenfrenado, inversiones fallidas y la falta de ingresos acabaron con casi todo lo que había conseguido durante su vida. Tuvo que vender propiedades o alquilar muchas de sus propiedades para poder mantener un estilo de vida más o menos parecido.

El alcohol finalmente acabó con la vida de Errol Flynn

Con 50 años Errol Flynn tenía serios problemas de hígado, riñones y sobre todo de corazón que fue lo que primero falló. Aunque luego se vio que tenía una cirrosis avanzada que le hubiera matado de todos modos, fue el corazón lo que no pudo aguantar el ritmo de beber alcohol del actor.

Dada su situación financiera, Errol Flynn decidió en 1959 alquilar su yate Zaca a un millonario llamado George Caldough. Para ellos se desplazó a Vancouver para ultimar los detalles. A su vuelta se empezó quejar durante el vuelo de dolores en la espalda y las piernas. Cuando llegó a Los Ángeles fue al médico, el cual le dio un calmante y le aconsejó que descansara el resto del día. Iba acompañado de una joven actriz llamada Beverly Aadland, y ambos fueron a un apartamento que alquilaron. Parece que el actor se iba sintiendo mejor, por lo que no se preocuparon demasiado.

Al poco rato de estar en el apartamento, Flynn perdió la conciencia y ya no se despertó. Beverly Aadland llamó a urgencias y le llevaron al hospital, aunque ya no se pudo hacer nada. Había tenido un infarto de miocardio, el cual había sido provocado por una trombosis coronaria y posiblemente por la fuerte cirrosis que tenía. Los médicos que le hicieron la autopsia dijeron que sus órganos internos parecían los de un anciano.

En el caso de este actor, no pasó de los 50 años y esto nos da una idea de las cantidades tan grandes de alcohol que tuvo que beber Errol Flynn. Como he dicho muchas veces, cuando se ha creado una tolerancia al alcohol por beber mucho, cada vez se tiene que consumir más. A partir de ahí es todo cuesta abajo y los años que se vivan depende mucho de la persona.

Conclusión

La degeneración producida por el abuso del alcohol llevó al actor a una muerte prematura. Muchos pensarán que en estos 50 años vivió intensamente y lo tuvo todo, por lo que “Que le quiten lo bailado”, como se dice en España. Es cierto que su vida fue muy intensa, pero lo que hay que pensar es que el alcohol le quitó una gran cantidad de cosas. Pudo haber vivido lo mismo, más tiempo y con más intensidad si no hubiera bebido alcohol. El alcohol le robó muchas cosas por el camino y finalmente la vida, que es lo que hace esta droga legal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here