¿Hay una medicina natural para dejar de beber alcohol? Lo cierto es que se podría hablar mejor de un remedio natural o casero que nos pueda ayudar a recuperarnos de los daños del alcoholismo. Por supuesto, estoy hablando de ayudar con estos remedios una vez que se ha dejado de beber. ¿De qué sirve consumir cosas que nos ayudan si por otro lado estamos machando nuestro cuerpo con el alcohol?

Voy a ser sincero en este tema, y es que con dejar de beber alcohol hemos dado un paso gigantesco. Nuestra salud y bienestar en general ya notará un cambio increíble que se notará en poco tiempo. ¿Qué es lo mejor para combinar con el periodo de dejar de beber alcohol? Pues no es algo complicado y la mayoría se lo imagina sin que le tengan que decir nada. Ejercicio, una dieta sana y dormir bien son las tres claves que necesitas saber.

Dicho esto, sí es cierto que hay cosas naturales que ayudan a la recuperación. Estas cosas que describo a continuación se pueden considerar una medicina natural para dejar de beber alcohol, aunque no tiene nada que ver con farmacias o prescripciones. Cuanto más natural hagas las cosas mejor. Siempre he rechazado esas pastillas o “medicinas” que ayudan a dejar de beber. Lo único que hacen es ponerte enfermo y vete a saber las consecuencias a largo plazo.

Estos remedios naturales pueden ayudar si estás dejando de beber y quieres ayudar a una buena recuperación. Aun así y como ya he dicho, solo con dejar el veneno del alcohol notarás los resultados de forma rápida.

Apúntate al gimnasio

gimnasio

Antes de que la gente se me eche encima, déjame explicar algo. Combinar el dejar el alcohol con hacer ejercicio es la forma más rápida de recuperar la salud que se tenían antes. Por supuesto, siempre combinado con el comer saludablemente. La ventaja de los gimnasios es que tienes todo a mano y puedes entrenar de mil maneras diferentes. Hay que aclarar no tiene nada que ver con ponerse como Arnold Schwarzenegger o una modelo de revista.

Los ejercicios en un gimnasio deben ser moderados y pensados para recuperar nuestra forma física perdida debido a los excesos con el alcohol. No hace falta que vayas durante el resto de tu vida, pero dale al menos unos meses paras recuperar tu cuerpo y dejarlo como estaba antes. En los gimnasios hay monitores que te ayudarán a encontrar el mejor entrenamiento para tu situación (edad, tiempo, limitaciones, etc.).

Agua con frutas exprimidas al gusto

zumos

Si vas a ir al gimnasio, lo normal es que te lleves una botella de agua para hidratarte mientras haces ejercicio. Un buen remedio casero para hacer que beber agua se más divertido es exprimir las frutas que te gustan en el agua que te lleves a entrenar. Por supuesto, no se trata de meternos grandes cantidades de azúcar por lo que la fruta tiene que ir sin “aditivos”. Lo digo porque hay mucha gente que le guste añadir edulcorante y cosas que quitan la naturalidad de los zumos y alimentos naturales. En mi caso me encanta exprimir medio limón en un litro de agua fría para llevar al gimnasio.

¿Sabías que se pueden hacer zumos de casi prácticamente cualquier cosa? Ya sabemos que hay zumos de naranjas, manzanas, peras, kiwis, melocotón y tomates pero también lo puedes hacer de zanahoria. Pepino y otros alimentos que no se relacionan con zumos. Usa tu imaginación para hacer tu combinado natural favorito.

Los frutos secos son tu aliado

almendras

Una de las cosas que buscamos cuando dejamos de beber alcohol es estabilizar el azúcar que tenemos en sangre. Por tanto, hay cosas que nos pueden ayudar a hacerlo, como son muchos frutos secos que venden en cualquier sitio a buen precio. Las almendras y nueces son estupendas para esto. No te atiborres porque son cosas que engordan, pero no dudes en ponerlas en tu dieta.

Incluye también uvas en la dieta de frutos secos, porque aparte de estar buenas ayuda con la ansiedad que produce el alcohol. Las uvas son buenas para muchas cosas, y una de ellas es la desintoxicación del hígado. Es un antioxidante muy bueno y debemos incluirlo en nuestra estrategia para recuperar la salud.

Por supuesto, recuerda que la alimentación debe incluir de todo y para eso la dieta mediterránea es ideal para los que están dejando de beber. Solo hay que recordar quitar el vino de esta dieta y todo será perfecto. Cuando se deja de beber alcohol la idea es recuperarnos tanto física como mentalmente, y las cosas más sencillas nos ayudarán a ello. Olvida los medicamentos y todas esas vitaminas y minerales que venden en las farmacias (a no ser que te las mande un médico). La dieta y el ejercicio es lo único que necesitas.