Hoy toca un artículo rápido, aunque ya había hablado de esto en la guía del alcoholismo que escribí hace poco. He preferido hacer un artículo más específico sobre esto e incluir un video donde nos lo explican de una forma sencilla y entretenida. Todos sabemos que el alcohol produce efectos muy evidentes después de haberlo consumido, pero ¿Por qué nos emborrachamos?

Como muchos ya saben, lo que realmente nos emborracha es el etanol que contiene el alcohol. Es una sustancia a la que ni te acercarías si la vieras en un vaso por si misma. De hecho, es algo muy tóxico y es el motivo por el que hay que tratarlo con varios procesos, y así que no nos provoque un buen disgusto. El motivo del porque nos emborrachamos al tomar alcohol, es que el etanol recorre muy fácilmente nuestro organismo.

El etanol llega a nuestro sistema digestivo y luego va directamente al flujo sanguíneo. Una vez en el riego sanguíneo hace un recorrido por prácticamente todos los órganos, incluyendo el corazón y en cerebro. No me voy a meter en como actúa nuestro hígado porque este artículo trata sobre porque cuando tomamos alcohol nos emborrachamos. Solo decir que nuestro hígado hace un tremendo esfuerzo para eliminar el veneno del alcohol de nuestro sistema.

Cuando el alcohol llega a nuestro cerebro, afecta nuestro sistema nervioso central. El alcohol es un depresivo por lo que nuestro sistema nervioso se ve mermado en su forma de funcionar. Sin embargo, en nuestro cerebro el alcohol libera dopamina, que nos hace sentir bien. Los receptores nerviosos reciben esta dopamina y junto a los efectos depresivos del etanol nos empezamos a sentir ebrios.

Los neurotransmisores glutamato y GABA

porque cuando tomamos alcohol nos emborrachamos

El etanol que ya corre desbocado por nuestro sistema, usa los receptores nerviosos para darnos esa sensación de bienestar. Realmente estamos sintiendo los efectos de una intoxicación en toda regla, pero al liberar nuestro cerebro dopamina, nos hace sentirnos estupendamente y queremos seguir bebiendo. En estos receptores el etanol se pega especialmente a un neurotransmisor llamado glutamato.

El glutamato en un neurotransmisor que sirve para excitar y poner en funcionamiento nuestras neuronas. El problema es que el etanol impide que el glutamato haga su función, por lo que el cerebro reacciona más lentamente a los estímulos. Por tanto, aunque la gente se pueda sentir eufórica con el alcohol, realmente se está adormilando o sedando al ingerir la toxina. Pero esto no es lo único que pasa, ya que el etanol también manipulo otro neurotransmisor llamado GABA (ácido γ-aminobutírico).

El GABA envía mensajes químicos en nuestro sistema nervioso y cerebro, y lo hace mediante las neuronas. El etanol no las desactiva como hace con el glutamato, sino que las activa. Aunque pueda parecer bueno, los mensajes que envía GABA son de sentirse calmados y con sueño. Esto hace que el cerebro se ralentice aun más. Todo esto hace que la persona se vaya sintiendo cada vez más embriagada. También hay que tener en cuenta que depende mucho de cada persona y la constitución que tenga. Dependiendo de la edad, peso y género, la absorción del alcohol será más rápida o más lenta, y eso influye en los procesos antes comentados.

Conclusión

porque nos emborrachamos al tomar alcohol

El paso final que tiene el alcohol es el proceso es metabolizarlo mediante el hígado, riñones y pulmones. Sin embargo, el etanol ya habrá dado buena cuenta de los neurotransmisores glutamato y GABA. Nuestro cerebro y sistema nervioso se habrá quedado sedado, y la borrachera depende de la cantidad que hayamos tomado.

Uno de los problemas que no entiende la gente, es que esta disminución de las funciones de nuestro cerebro es peligrosa por muchos motivos. No solo es por la borrachera en si o como afecta a nuestros órganos. Como se ha dicho, hablamos de que el cnos intoxica para conseguir esos efectos de ebriedad. Lo que no podemos controlar es qué funciones son las más afectadas cuando bebemos.

Nuestro cerebro controla como respiramos, y es algo que se hace involuntariamente. Incluso cuando dormimos nuestro cerebro sigue enviando mensajes a nuestro cuerpo para que sigamos respirando. Si el cerebro se “olvida” de enviar estos mensajes, podemos tener un problema muy grave. Como te imaginas, el problema es dejar de respirar con las consecuencias que tiene.

¿Por qué nos emborrachamos? Ya sabes el motivo. Que no se te olvide nunca que una borrachera es una forma de envenenamiento o intoxicación producido por el etanol. Es nuestro cerebro el que se está viendo comprometido por la droga llamada alcohol. Nuestro cuerpo es listo y nos protege en la mayoría de ocasiones, pero no lo puede hacer siempre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here