Lo he repetido muchas veces en este blog, en grupos de Facebook y en todas partes… el alcohol es un sedante ligero y por tiene ese primer efecto relajante y antiestrés en la gente. Sin embargo, es un arma de doble filo porque el efecto dura muy poco y da paso a otras sensaciones mucho menos agradables. ¿De qué sirve usar esta droga para “relajarse” si luego causa una terrible ansiedad debido a los efectos de la resaca? Lo cierto es que hay unas mejores formas de relajarse sin alcohol, y te las cuento a continuación.

1 – Hacer ejercicio todos los días

Cuando se deja el alcohol, de repente nos encontramos con un montón de tiempo adicional que antes no teníamos. El motivo es que el alcohol nos dejaba muchas horas del día medio anestesiados y bajos de energía. De hecho, es habitual que cuando los efectos de la borrachera están en su pico más alto, el sujeto se quede dormido o se vaya a la cama hasta el día siguiente. Esto puede ser a cualquier hora del día dependiendo de cuando se empezó a beber. No te puedes imaginar el tiempo que se pierde cuando se abusa del alcohol a diario.

¿Qué hacer con ese tiempo adicional que se tiene al dejar el alcohol? Las primeras semanas de haber dejado esta droga suelen ser las peores. Se tiene ansiedad y nerviosismo porque nuestro cerebro nos pide que bebamos alcohol. Sin embargo, una alternativa es hacer un plan de ejercicio todos los días. ¿Por qué funciona tan bien el ejercicio? Para empezar porque genera dopamina, y también porque es un relajante natural que alejará las tentaciones de beber alcohol.

La forma de hacer ejercicio ya depende de cada uno, pero en mi experiencia lo mejor es apuntarse a un gimnasio. El motivo es que se toma más en serio y uno se ve más “obligado” a hacer deporte. Te aseguro que en la mayoría de los casos ir al gimnasio se convierte en un hábito para siempre debido a sus grandes beneficios.

2 – La meditación puede ayudar bastante

Uno de los problemas que tienen los alcohólicos no viene solo por el hecho de abusar del alcohol. Mucha gente ahoga sus penas en alcohol porque tiene problemas emocionales que llevan arrastrando hace tiempo. Cuando hablamos de los motivos que lleva a mucha gente a beber alcohol, precisamente lo hacen por los efectos sedantes mencionados antes. Es una forma de alejarse de muchos problemas que han ido apareciendo con los años, pero no se han solucionado.

La meditación es una herramienta que utiliza mucha gente para sentirse bien consigo mismas, y también minimizar cualquier problema emocional que puedan tener. Muchos alcohólicos han encontrado en la meditación una gran ayuda para no volver a recaer en esta droga.

Una de las cosas que proporciona la meditación es vivir el momento actual y dejar los problemas pasados en un segundo plano. Los pensamientos negativos desaparecen si la meditación se hace correctamente. ¿Cómo se hace meditación? Hay mucha información en YouTube con estupendos videos explicando varias formas de hacer meditación, y ara mucha gente seguro que le funciona de maravilla. De todos modos, si la meditación no es lo tuyo, hay otras maneras de conseguir relajarse sin alcohol.

3 – Los largos paseos suelen funcionar siempre

Pasear y dar largos paseos es totalmente compatible con el primer punto sobre ir al gimnasio. Andar sigue siendo uno de los mejores ejercicios que se pueden hacer, y además tiene una gran ventaja, y es darnos tiempo para pensar y hacer planes. Se podría decir que es una forma de meditación, pero lo hacemos mientras estamos andando y disfrutando del entorno.

La mejor manera de pasear es encontrar un sitio en el que nos sintamos muy cómodos. Lo ideal suele ser un parque, jardines o zonas rurales fuera de la conglomeración de las ciudades. No hay nada de malo pasear por la ciudad, pero suele ser más estresante con el ruido y bullicio de la gente. Además de eso, se suelen pasar por bares y sitios donde podemos tener alcohol disponible en menos de un segundo. Lo que queremos es pasear y no viendo alcohol cada dos pasos. Aparte de eso, es una buena forma de hacer cardio en combinación con la rutina que se hace en el gimnasio.

4 – Control de respiración

Todos sabemos respirar porque de otra manera tendríamos un problema para seguir viviendo. Sin embargo, hay técnicas de respiración que tienen los mismos efectos que hacer meditación o hacer yoga. Cuando tenemos esos momentos de beber alcohol de manera irrefrenable, usar alguna de estas técnicas de respiración puede ayudar mucho. Puede marcar la diferencia de pasar un mal rato a quitarse de un soplo esas ganas terribles de tomarse una copa.

Existen muchas técnicas de respiración, por lo que de nuevo aconsejo indagar un poco en canales de YouTube o buscando un poco por Internet. Sin embargo, un método muy básico es respirar profundamente y de manera lenta, para luego exhalar el aire y volver a repetir esto durante unos pocos minutos. Uno de los problemas que tiene la gente en ataques de ansiedad es que respiran muy rápido y tomando aire en intervalos muy cortos. Precisamente es lo que hay que evitar y tener una respiración más controlada y pausada.

Estos son algunos pasos básicos para hacerlo bien:

  • Busca un sitio cómodo donde puedas estar sentado, aunque también se puede hacer tumbado.
  • Respira por la nariz y cuando hayas inhalado profundamente, haz una pausa de un par de segundos.
  • Después de esos dos segundos, echa el aire de nuevo por la nariz.
  • Haz todo esto muy despacio y durante dos o tres minutos.

5 – Dedica unos minutos a realizar estiramientos

El ejercicio está muy bien pero hacer estiramientos es otra de las buenas maneras de relajarse sin alcohol, sobre todo si las ganas de beber aprietan. Después de trabajar o haber hecho cualquier actividad que requiera una relajación, dedicar unos 5 o 10 minutos a hacer estiramientos nos puede quitar toda la ansiedad y estrés acumulados. Hay que recordar que precisamente de eso se trata, y es evitar las situaciones de estrés.

¿Cómo se hacen los estiramientos? Si te has apuntado en un gimnasio, cualquier monitor te dirás las técnicas básicas de estiramientos que necesitarás, y además es algo que no cuesta nada. Estos estiramientos se pueden hacer en cualquier momento del día cuando creas conveniente. Es otra forma relajarse sin alcohol que seguro que te ayuda. Espero que estos sencillos métodos te ayuden en el camino de dejar el alcohol para siempre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here